lunes, 26 de diciembre de 2016

Así fue la temporada 2016 de David Galván

El torero david Galván cerró la temporada de 2016 con 19 festejos, 47 orejas y 6 rabos. antes de continuar recordemos que el año 2015 actuó en 14 festejos; el 2014 en 22 festejos, el 2013 en 28 y el 2012 en 21. Como novillero con caballos celebró 33 festejos en 2011 y 16 en 2010. Como novillero sin caballos, 29 en 2009 y 10 en 2008. Veamos ahora cómo ha sido su temporada de 2016.

El 31 de Enero, también en Ajalvir y con tres cuartos de entrada, el diestro de San Fernando, David Galván se anunciaba ante toros de Ganadería Lopez Gibaja (con sobreros de Soto de la Fuente); el concepto que tiene del toreo es de clase sumado a un valor desmedido y, así, desplegó las condiciones para ser algo en esto, llamando a la puerta de la temporada. A su primero lo recibió a pies juntos para luego ir ganando terreno; su faena de muleta ante un buen toro incluyó los mejores muletazos de la feria y fue de menos a más; la estocada, contraria, dio paso a las dos orejas. A su segundo, sobrero, lo lanceó con calidad y recibió una voltereta yendo al caballo; la faena, por ambos pitones, tuvo sello de estoicismo y completó una buena tarde porque cortó otra vez las dos orejas. Actuaron también Oliva Soto, que cerró con dos silencios, y Diego Silveti, que cortó dos orejas.

Es Domingo de Ramos, por lo que se abre la temporada en Las Ventas. En tarde fría y con llovizna, lucen los carteles los nombres de Curro Díaz, David Galván y Juan Ortega, éste para confirmar la alternativa. Al acabar el paseíllo se guarda un minuto de silencio por las víctimas del accidente de autobús de esta mañana. Están anunciados toros de Gavira, que a la postre resultan, bajo morfología de respeto, mansos de libro. El toro que le toca a David Galván pesa 495 kilos y lleva el nombre de Verdiales. Está bien presentado, es hondo y lleva buena cornamenta, pero sale con trote cochinero y refrenándose. A los primeros capotes huye y se va a toriles. David quiere saludarlo pero el animal insiste en huir y tiene que ser citado en la boca de riego. Tras recibir el primer puyazo, haciendo girar al caballo, sale de naja y luego corretea a lo largo de toda la circunferencia. Por segunda vez va al caballo medio al relance y sale rebrincado nuevamente. Por tercera vez acude, para un pinchacito, y nuevamente se repucha. David pide el cambio y el presidente accede. Los dos banderilleros van con el mismo color en el traje, sangre de toro con plata. El primer par, a cargo del ubriqueño Miguel Ángel Sánchez, queda con habilidad arriba aunque trasero y el toro sigue a lo suyo, a corretear. Rafael Limón, el tercero de la cuadrilla, pone un par de cualquier manera. Por fin, el tercer par, de Sánchez, es bueno, haciendo él todo lo que no hace el toro, con las banderillas reunidas arriba y en su sitio. David decide recibir en los medios con el cambio por la espalda y es arrollado; se levanta y parece que puede estar herido porque cojea un poquito, pero se va a por el toro. Nos ofrece en el mismo centro tres series con la derecha, insistentes y de torero en redondo, muy aplaudidas. Cambia a la mano izquierda. La sangre del torero cae por la pierna, del gemelo para abajo, pero él se mantiene firme en la cara del toro. Al natural despliega algunos buenos pases que despiertan los olés del público y detrás una serie larga de circulares, que acaban con un desplante y el público agradece con sus palmas. Tras coger el estoque avanza hacia el toro arrastrando la pierna derecha; se ve que va con molestias. Después de una minuciosa preparación para la estocada, ésta queda un poquito tendida y el toro, al salir del embroque, pierde las manos, partiéndose la derecha; queda un tanto amorcillado y acaba buscando tablas aunque anda con dificultad. Tarda un poquito en caer, el toro no está muerto porque, con la pata partida, quiere seguir andando; la estocada no es tan eficaz como parecía. Suenan los dos avisos antes de que el toro acabe doblando en las tablas. Hay petición de oreja y el presidente la concede. En el arrastre hay división de opiniones, unos silban al toro y otros lo aplauden. Después de dar la vuelta al ruedo con la oreja, David se va a la enfermería caminando por el callejón. No vuelve a salir. Acudo a la puerta de la enfermería para ver el parte; éste dice que “David Galván García, de 23 años, natural de San Fernando (Cádiz), ha ingresado con herida por asta de toro en tercio medio cara interna de pierna derecha, con orificio de salida por cara externa, que produce destrozos en músculos soleo y gemelos. Distensión en inserción de abductores de MII. Es intervenido quirúrgicamente en Enfermería de la plaza de toros. Pasa a San Francisco de Asís con cargo a La Fraternidad. Pronóstico Reservado. Fdo.: Dr. García Padrós.”. A la par que yo, allí están leyendo el parte los padres del torero, el anterior alcalde de su ciudad, el maestro Antonio Pérez, de la Escuela de San Fernando, y el cronista Sergio Pérez. Sabemos que el triunfo se ha pagado adecuadamente.

El 2 de abril el matador David Galván toreó en la Plaza “San Isidro Labrador” de Latacunga (Ecuador), dos semanas después de ser cogido en Las Ventas y con la herida fresca, ante toros de Huagrahuasi y Triana, buenos de presencia y juego. Su primero, de Huagrahuasi, fue recibido con verónicas templadas hasta el centro rematando con dos medias; el quite por tafalleras y chicuelinas fue emocionante; en la muleta se vino a menos, terminando por bernadinas; una entera al segundo intento dio paso a una ovación. Su segundo, de Triana, fue brusco de salida, pero hubo quite por delantales y chicuelinas; la muleta, por la derecha, fue acompasada e incluyó péndulos; tras voltereta y desplante, la espada no estuvo afortunada peo no impidió la oreja. David regaló el sobrero, con hierro de Triana y de nombre “Ashanguero”; el capote fue lucido en verónicas y chicuelinas; la muleta sirvió para la total entrega del torero, que acomodó la buena embestida en derechazos templados, con cadencia y con zapatillas firmes; tras las manoletinas el público pidió el indulto y el presidente sacó el pañuelo naranja, paseando el de San Fernando dos orejas y rabo simbólicos. El rejoneador ecuatoriano Sebastián Peñaherrera, por su parte, dio una vuelta al ruedo y cortó una oreja.

El 15 de mayo se ha celebrado una Corrida Concurso en Los Barrios. Los muchos voluntarios han cooperado para la buena organización. La limpieza se ha notado en la parte de abajo pero en otras zonas del tendido habría necesitado más repaso. El estado del albero no se encontraba en las condiciones adecuadas. Se anunciaban mano a mano El Fandi, de caña y oro, y David Galván, de grana y oro. Con algo más de media entrada, con buena música de la Banda de la localidad y bajo la presidencia de El Capi, se ha soltado un toro de cada una de estas ganaderías: Gavira (noble), Torrestrella (bueno, aplaudido en el arrastre), Santiago Domecq (noble y manejable), El Torero (bueno), Tapatana (manso) y La Palmosilla (con calidad), todos en general bien presentados de acuerdo a la plaza; algunos entraran hasta tres veces al caballo. Es de destacar la disposición de ambos diestros por agradar. El Fandi está sobrado atléticamente y se adorna como nadie en banderillas. Galván, exquisito en los quites, sufrió varios revolcones, pero se repuso de ellos y continuó desarrollando su labor como si nada le hubiera ocurrido; está muy preparado físicamente y, ansioso de triunfo, vive para esta profesión, aunque a la hora de matar tiene que atemperarse, aunque destacamos su mano izquierda en el último de la tarde. En resumen, El Fandi cerró con silencio, oreja y oreja y David Galván, con palmas tras dos avisos, dos orejas tras aviso y ovación con saludos tras aviso. Ambos pudieron haber conseguido más trofeos, pero no estuvieron acertados con los aceros en algunos de sus toros. Los dos salieron a hombros por la puerta grande. La caseta La Espuela de la Feria de Los Barrios 2016 acogió, como ya hizo el año pasado, la Tertulia Taurina y entrega de premios de la Corrida de Toros. El premio a la mejor faena recayó en David Galván, Juan José Esquivel se llevó el trofeo al mejor picador y Víctor Nieto, el de mejor lidiador. El premio al mejor toro quedó desierto.

Plaza de toros de Las Palomas, Algeciras, 24 de junio de 2016. Tercera de la Feria Real. Media plaza. Toros de Núñez de Tarifa, justos de presencia y manejables, y uno de Salvador Domecq, inválido y descastado, destacando el sexto, premiado con la vuelta al ruedo. Enrique Ponce, entera; saludos. Gran estocada; vuelta al ruedo tras petición minoritaria. Alejandro Talavante, entera; saludos tras leve petición. Dos pinchazos y tres descabellos; saludos. David Galván, estocada trasera pero efectiva; dos orejas. Entera; dos orejas y rabo. David Galván salió a hombros por la puerta grande. David Galván, de rosa y oro, a su primero, con presencia, lo recibió con una larga a porta gayola seguida de verónicas, chicuelinas y revolera, señal de que quería darlo todo; el bicho salió del caballo perdiendo las manos; tras brindis al público, la faena fue entregada, con jaleadas tandas en redondo por ambos pitones que el toro tomó a media altura hasta que se paró, momento en que David se metió en su terreno, dejándose acariciar por los pitones; bernadinas para finalizar una actuación seria. En su segundo, bueno, el picador anduvo con cuidado; la faena empezó por doblones y luego siguió por ambos pitones, con gusto y temple, con pases relajados y toreros; formó un verdadero lío porque el toro duró y fue a más; la compacta faena caló en el público, puesto boca abajo.

En Estepona (Málaga) el 9 de julio, el torero de la Isla de León David Galván se incorporó, como sustituto de Alejandro Talavante, al cartel programado con motivo de las Fiestas Mayores, que anunciaba toros de Núñez de Tarifa. Según nos informa Jerónimo Roldán, estuvo muy bien en los dos toros, con decisión, toreando siempre en los medios y ligando muy bien los muletazos con mucha exposición. En el primer toro recibió una voltereta espectacular y se levantó con más ganas para matar certeramente, lo que le sirvió para cortar dos orejas. Anda en un gran momento artístico, tanto con el capote con la muleta; estuvo incluso mejor en su segundo toro, al que llegó a cortarle las dos orejas y el rabo. En conjunto fue una actuación muy completa, lo cual da pie a que tenga un gran ambiente para la corrida de San Fernando. Completaban el cartel Finito de Córdoba, a quien se le daba un homenaje por sus veinticinco años de alternativa y que cerró su actuación con ovación y oreja, y El Fandi, que cortó cuatro orejas y un rabo. Fandi y Galván salieron a hombros por la puerta grande.

Plaza de San Fernando (Cádiz), sábado, 16 de julio de 2016. Corrida de la Feria del Carmen y de la Sal. David Galván: estocada entera algo trasera; dos orejas. Entera atravesada; una oreja. Media tendida que basta; dos orejas. David Galván, que vestía de sangre de toro y oro, a su primero, castaño, con poca presencia pero rematador en tablas, lo saludó con lances a pies juntos; hubo buena pelea y buena puya antes de un quite por chicuelinas (a caballo encerrado, fea costumbre); las banderillas fueron buenas y Álvaro Núñez, invitado por su matador, se desmonteró e invitó sin autoridad a Rafael Limón a lo mismo; tras brindis al cielo, David inició con doblones en los medios y mientras sonaban unas bulerías siguieron tres jaleadas tandas en redondo y contra el levante; con la izquierda vino una y con la derecha, otra vez, dos tandas más, una con tornillazos y una de mano baja, antes de las manoletinas finales. En su segundo, castaño, bien presentado y enmorrillado, el recibo fue animado con dos largas cambiadas de rodillas seguidas de verónicas y revolera muy aplaudidas; la puya fue leve, haciendo, incluso así, claudicar mientras que los rehiletes fueron mal puestos; tras brindis al compañero de cartel, el inicio fue por doblones andándole bien por la cara mientras sonaban unos tangos flamencos; en los medios el animal no quiere pelea y se raja descarado, pero en tablas vimos un arrimón de escándalo con desplantes, circulares y teléfono de tarifa plana. En la vuelta triunfal tuvo David el descuido de ponerse a firmar autógrafos, con lo cual ya fue menos triunfal. A su tercero, negro, recortadito y hocico de rata, le hizo saludo mixto de verónicas, chicuelinas y revolera antes de una puya sin castigo excesivo; con dos pares que estuvieron bien y brindis al público, se inició la faena por alto, siguiendo una serie de mano baja; hubo cante flamenco por bulerías; luego vinieron los tornillazos en una serie en redondo y por la izquierda, también bajando la mano, vino el rajarse entre remolinos de arena y aplausos; otra serie por la derecha, buena, y ayudados por alto antes de rajarse definitivamente.

El 22 de julio, en La Línea de la Concepción, con media entrada y retraso en romper el paseíllo, se lidiaron toros de La Palmosilla, que tenían buena presentación y resultaron de buen juego. David Galván, vestido de grana y oro, en su primero, que resultó extraordinario, demostró el buen momento que atraviesa y cómo sabe dominar la situación delante de los cuernos; tras faena variada fue premiado con las dos orejas mientras a su adversario, de nombre “Retorcido”, se le dio la vuelta al ruedo en el arrastre como premio a su bravura. En su segundo siguió la racha y volvió a cuajar una faena templada y de valor; cortó una oreja. Los tres diestros salieron a hombros por la puerta grande en medio de un público alborozado por la fiesta que se había vivido en el coso.

El 12 de agosto David Galván se anunció en San Roque, con casi lleno, ante toros de La Palmosilla. Cortó dos orejas y rabo en cada uno de sus adversarios. Alternó con Finito de Córdoba, que ganó oreja y palmas, y El Fandi, que se llevó dos orejas y oreja.

El 21 de agosto fue a Madrid para lidiar toros de Antonio Bañuelos, muy bien presentados (el mayoral fue obligado a saludar al término del festejo). David escuchó ovación que saludó y luego otra que saludó desde el callejón. Le acompañaron Emilio Huertas, que confirmaba la alternativa y fue premiado con saludos y vuelta, y Javier Jiménez, que cortó oreja y oreja, saliendo a hombros.

El 3 de septiembre fue a Valdepeñas (Ciudad Real), porque estaba citado con toros de Ojailén y de Los Eulogios, discretos de presentación y manejable en conjunto. En su primero, estuvo variado con el capote, incluyendo quite por tafalleras; con la muleta hubo buen toreo por ambas manos y, al final, arrimón con desplantes; tras manoletinas quietas, la estocada y descabello le dieron una oreja con petición de segunda. En su segundo, poco colaborador, vio con la muleta muchas complicaciones pero su determinación le permitió una faena de poder, con mucha verdad por ambas manos; tras un pinchazo y una estocada cayeron dos orejas de ley. Sus alternantes fueron Emilio Huertas, que ganó oreja y ovación, y Joaquín Galdós, que se llevó oreja y oreja. Galván y Galdós salieron a hombros.

El 9 de septiembre el torero de La Isla intervino en la corrida celebrada en Zalamea la Real (Huelva), con toros de la ganadería Camino de Santiago, mansurrones y acusando mucho las querencias. Cortó oreja y oreja con petición de la segunda. Sus compañeros fueron Michelito, que ganó oreja y ovación, y Javier Jiménez, para el que hubo ovación y oreja.

El 10 de septiembre Galván actuó en Tarifa, ante toros de Núñez de Tarifa y La Palmosilla. Consiguió dos orejas y rabo y ovación saludada. Le acompañaron Finito de Córdoba, que logró dos orejas y oreja, y Curro Díaz, que se llevó dos orejas y dos oreja.

El 11 de septiembre voló a Dax (Francia) para participar en la tercera de la Feria Toros y Salsa, con toros de Montalvo, bien presentados y manejables. En su primero David pisó terrenos comprometidos pero recibió silencio; en su segundo hilvanó una faena larga, bien ejecutada y con gusto en apenas un palmo de terreno, cortando una oreja. Alternó con El Juli, silenciado, y José María Manzanares, que cortó oreja y oreja.

Plaza de toros de Ubrique (Cádiz), 16 de septiembre de 2016. David Galván: pinchazo y entera desprendida; dos orejas. Pinchazo, entera y descabello; dos orejas. Galván, de sangre de toro y oro, en su primero, algo veleto, hubo saludo largo y mixto; las dos puyas se pusieron en el caballo de puerta antes de un precioso quite por tafalleras con cite de espaldas; tras el mejor tercio de banderillas de la tarde, la faena, después de brindar al público, se inició por bajo y siguió con tres grandes tandas en los medios; con la zurda siguió el toreo grande, aguantando paradas, hasta llegar a circulares y rajarse, finalizando con bernadinas arriesgadas y gran trinchera. A su segundo, el más anovillado de la suelta y abanto, sólo pudo lancearlo de aliño; en el caballo no vimos gran cosa pero el quite con chicuelinas de manos bajas y revolera si fue vistoso (aunque a caballo encerrado, mala moda); después de un par y medio de palos, brindó a su peón ubriqueño con largo parlamento y empezó por doblones elegantes para seguir con toreo en redondo muy asentado, aguantando parones tremendos y terminando, antes de la rajada, con desplante sin muleta que hizo al público gritar “torero, torero” y aplaudir por bulerías.

Toreó el 30 de septiembre, por la Feria de San Miguel, en Las Rozas (Madrid), con ganado de Buenavista y resultó herido al sufrir una cornada en la palma de la mano izquierda mientras toreaba a su primero, por lo que no pudo continuar; fue atendido en el hospital Fremap de Majadahonda, donde no le apreciaron lesiones tendinosas ni óseas. Se anunciaron con él El Cid, que recogió ovación, dos orejas y dos orejas en el que estoqueó por Galván, y Gonzalo Caballero, que se llevó dos orejas y oreja.

Finalmente, David Galván el 8 de octubre actuó en Boadilla del Monte (Madrid), ante toros de Peñajara de Casta Jijona y, a pesar de estar con los puntos en la mano por la herida recibida durante su actuación en Las Rozas, logró un resultado de oreja y ovación. Compartió cartel con Fortes, que ganó oreja y dos oreja, y Emilio Huertas, que también ganó oreja y dos orejas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No se permitirán comentarios ofensivos, de mal gusto o que falten a la verdad.