sábado, 20 de diciembre de 2014

En la antigua Roma

Suetonio fue un historiador romano que nació en Hipona (actual Annaba, Argelia) el año 70 dC. Vivió la época de los emperadores Trajano y Adriano. Murió después del año 126 dC. Su obra principal es "Vidas de los doce césares", que cuenta las vidas de los emperadores romanos desde Julio César hasta Domiciano, pasando por Claudio.

Claudio (muerto en Roma, 13 de octubre de 54 d. C.), fue el cuarto emperador romano. Nació en Lugdunum, en la Galia, el año 10 aC, con lo que fue el primer emperador romano nacido fuera de la Península Itálica. Gobernó desde el año 41 hasta su muerte en el año 54. Con él hubo gran prosperidad en la administración y en el terreno militar; las fronteras del Imperio se expandieron, al conquistarse Britania. Era una persona culta y escribió varias obras históricas, hasta el punto de que Plinio el Viejo lo incluyó entre los cien escritores más importantes de Roma.

Hablando de Claudio, Suetonio en un determinado momento dice: "Adornó el circo Máximo con barreras de mármol y metas doradas, cuando las antiguas eran de madera o de piedra tosca. También presentó a los jinetes tesalianos, que persiguen en el circo toros salvajes, les saltan sobre el lomo después de cansarlos a la carrera, y los derriban cogiéndoles por los cuernos".

Si algún lector de este blog quiere ir a la fuente literaria, la referencia la tiene aquí: Suetonio, "Vida de los doce césares", V, 21, 3-4.














.

jueves, 18 de diciembre de 2014

Retransmisión de corridas en horario infantil

Tenemos buenas noticias europeas par la Fiesta.

Los eurodiputados españoles Marina Albiol (IP), Ernest Urtasun (ICV) y Jordi Sebastiá (Compromís), con no muy buena intención taurina, querían saber si la Comisión Europea “considera adecuada la programación de espectáculos con violencia explícita hacia los animales en horario de protección para los menores” y han planteado una pregunta escrita al Ejecutivo comunitario.

La Comisión Europea, en la respuesta, afirma que considera que la legislación española es respetuosa con la protección de los menores y en ese sentido avala las retransmisiones taurinas en horario infantil.

El Gobierno de la UE explica que ha hecho una evaluación exhaustiva y la conclusión es que la legislación española transpone correctamente la ley de protección de menores. La respuesta recuerda que la directiva no define lo que significa que un programa pueda perjudicar seriamente el desarrollo físico, mental o moral de los menores, y de acuerdo con el principio de subsidiariedad, "son los Estados miembros los que deben determinar en qué medida los programas pueden perjudicar el desarrollo de los menores o perjudicarlo gravemente".

Actualmente algunas cadenas autonómicas de televisión emiten corridas en horario infantil. Televisión Española las recuperó en 2012, en el inicio de la actual legislatura, después de seis años de ausencia de su pantalla. La dirección del ente público adujo que es una medida que fomenta una tradición reconocida bien de interés cultural, que no contraviene ni el código de autorregulación de protección infantil ni la legislación.







.

lunes, 15 de diciembre de 2014

Aporte de la Tauromaquia por el IVA frente al Cine

El profesor de Economía Juan Medina ha publicado recientemente un estudio sobre el IVA de los toros, del que vamos a sacar nuestras propias conclusiones.

Como datos seguros, en 2009 se celebraron 2.684 festejos taurinos. Calculando que, como media, se ocupó el 65% de los asientos en los festejos taurinos, se habrían vendido 3,6 millones de entradas para corridas de toros y 6,3 millones para otros festejos. Los ingresos en taquilla llegaron a 169 millones en las corridas y a 204 millones en los demás eventos taurinos. El IVA devengado habría sido de 27 millones en las corridas y de 14 millones en el resto de festejos. En total, habría una aportación de 41 millones de euros por IVA.

En 2013 se celebraron 1.858 festejos taurinos. 2014 arrojará resultados similares, observándose incluso un leve aumento. Si ajustamos las cifras de 2009 (2.684 festejos y 41 millones de IVA) a la nueva realidad el IVA equivaldría a 28'4 millones de euros; .

Por otro lado, en 2014 el cine español ha recaudado 123 millones de euros, calculando una cuota de pantalla equivalente al 25,5%. Aplicando a esa recaudación un porcentaje de 21% de IVA, sale una aportación de 25'8 millones de euros. Esto significa que ha batido récord de recaudación; a pesar de eso, este año los toros aportan 2,6 millones de euros más que el cine español.

No habría que olvidar las subvenciones. En 2014, las subvenciones aportadas por la Administración al Cine fueron 50,8 millones de euros. Así, el cine español necesita 1,97 euros de subvención para generar 1 euro de IVA en taquilla; vemos que es un agujero negro para las subvenciones públicas, una pérdida continua de dinero. Si a la cantidad por subvención le restamos la aportada por IVA resulta que el cine nos cuesta a todos los ciudadanos 25 millones de euros netos; así que es no una industria productiva sino un capricho caro.

Aún hay más: los 56 millones de euros que recaudó la película “Ocho apellidos vascos” distorsionan al alza el total de negocio generado por el cine español en 2014. Suponen el 45,5% de toda la taquilla generada por películas españolas. De los 25,8 millones de IVA aportado por el cine, 11,8 millones salen de la película citada, quedando 14 millones de euros como aportación de las restantes. Si anulamos dicha película, la comparativa entre ambas actividades artísticas sería aún más llamativa, 28,4 millones frente a 14 millones de euros. Así pues, por IVA, los toros aportarían 14'4 de millones de euros más que el cine español.








.

jueves, 4 de diciembre de 2014

Un maestro del toreo en Cádiz

Ha pasado una semana y aún resuenan en mi cabeza las palabras del maestro Enrique Ponce. No sólo en mi cabeza: aún se comentan en las tertulias que al anochecer se forman en algunos bares del barrio gaditano de Santa María.

En la que fue casa del poeta José María Pemán no se cabía de atestada que estaba. Allí había gacetilleros y gente del toro; toreros y novilleros en activo; fuerzas vivas de la sociedad; curiosos; damas con un toque de distinción y sobre todo público aficionado. En Cádiz, ciudad tan maltratada desde el punto de vista taurino, quedan todavía muchos aficionados, personas con intención sana, con capacidad de sacrificio cuando hay que irse lejos para ver una corrida de toros. Es una verdadera lástima que la Tacita de Plata sea la única capital española sin plaza de toros.

Habían acudido también de los alrededores, de San Fernando, de Chiclana, incluso de Sevilla; de Jerez, poco pero selecto: don Álvaro Domecq y el que firma. La puntualidad fue exquisita, como corresponde a la personalidad del conferenciante y a la categoría intelectual del presentador.


El catedrático de Universidad don Andrés Amorós, crítico taurino de lujo, ofició de partener en la mesa redonda o diálogo público que se ofreció en la “señorita del mar”, como trasplante de una iniciativa que se lleva ya cultivando unos años en Sevilla. Avisó don Andrés que allí no se iba a tratar de la vida personal del torero ni se iban a recordar anécdotas de su ya largo historial. Lo que nos reunía era conocer el concepto que Ponce tiene de la Tauromaquia y las razones por las que ésta debe ser considerada arte.

El protagonista no podía estar mejor elegido pues no en balde don Enrique fue el primer torero que entró en una Real Academia de Bellas Artes, la de Córdoba, para la que leyó un discurso de ingreso, que se ha convertido en una pieza maestra de la teoría taurómaca. Hasta ahora, sólo Curro Romero ha engrosado la lista de toreros académicos (en la de Santa Isabel de Hungría, en Sevilla). Falta que consigamos poner un torero en Madrid, en la de San Fernando. El desarrollo de la ponencia iba a ser un resumen o repetición del contenido de aquel discurso de ingreso.

El maestro de Chiva desgranó su concepto artístico del toreo y justificó la necesidad del dominio de la técnica, asunto no artístico, como base para luego desarrollar una actividad artística, en el toreo y en lo que no es toreo. Todo esto lo intuíamos los que lo seguimos en su carrera, pero era una gloria oírlo mientras cuajaba en palabras sobre una mesa el ideal que lo impulsa en los ruedos a dominar al toro para convertirlo en instrumento y compañero de una pieza artística.

Como no es un simple teórico, no tuvo ningún empacho en ponerse de pie y realizar ante un público con los ojos bien abiertos los movimientos de que se sirve en su quehacer. Así, de esta guisa, nos explicó cómo se justifica ante los que murmuran que torea con el pico de la muleta, cuando él lo que hace es torear con la media muleta; o cómo es un error creer que hay más riesgo en citar a pitón contrario que en citar al hilo.

La charla, prevista para una duración de una hora, se prolongó hasta más de la hora y media y, por si fuera poco, la prohibición de coloquio fue saltada por los asistentes, que estaban deseosos de sacarle más y más reflexiones.

Durante el vino de honor el maestro no tuvo tiempo de tomar ni siquiera un refresco. La multitud no paraba de pedirle sin piedad autógrafos y fotos y más fotos. Me admiraba la docilidad con que él, torero de época, se prestaba a todas las peticiones. No había ni una pizca de divismo; su cara y su actitud parecían de niño de primera comunión.

Estábamos en la Plaza de San Antonio. En ella, según las investigaciones del doctor Boto, fue donde se celebró por primera en España una corrida de toros a pie, dando nacimiento a la tauromaquia moderna. Es una verdadera lástima, insisto, que la Tacita de Plata sea la única capital española sin plaza de toros. Ponce aprovechó sus últimas palabras ante los micrófonos para solicitar que pronto se realice allí una corrida conmemorativa, aunque sea con una portátil, como hace poco ocurrió en la Plaza Mayor de Salamanca. Él se ofrecía para actuar en el evento. Que nuestros ojos lo vean, y que sea así, pronto.








.

martes, 2 de diciembre de 2014

Lorca: "La Fiesta más culta"

El 10 de junio de 1936, el diario "El Sol" publicó una entrevista o diálogo entre el periodista Luis Bagaría y el poeta Federico García Lorca. Un mes y ocho días después estallaba la Guerra Civil y el 19 de agosto García Lorca era asesinado; Luis Bagaría se exilió a La Habana, donde falleció en 1940. Leamos algunas reflexiones vertidas por el literato en aquel diálogo:

-Luis Bagaría: ¿Crees tú, poeta, en el arte por el arte, o, en caso contrario, el arte debe ponerse al servicio de un pueblo para llorar cuando él llora y reír cuando este pueblo ríe?

-García Lorca: Este concepto del arte por el arte sería cruel si no fuera cursi. Ningún hombre verdadero cree ya en el arte puro. En este momento dramático, el artista debe llorar y reír con su pueblo.

-L.B.: ¿Crees tú que al engendrar la poesía se produce un acercamiento hacia un futuro más allá, o al contrario, hace que se alejen más los sueños de otra vida?

-G.L.: La creación poética es un misterio indescifrable. Sé que la poesía eleva, pero el dolor del hombre y la injusticia me evitan trasladar mi casa a las estrellas.

-L.B.: ¿Por qué un español malo tiene que ser más hermano nuestro que un chino bueno?

-G. L.: Yo soy español integral. Canto a España y la siento hasta la médula, pero antes que esto soy hombre de mundo y hermano de todos.

A continuación Bagaría inquiere a Lorca por las dos cosas que, a su juicio, tienen más valor en España: el canto gitano y el toreo. Al respecto de este último, responde el poeta:

-G.L.: El toreo es, probablemente, la riqueza poética y vital mayor de España, increíblemente desaprovechada por los escritores y artistas, debido principalmente a una falsa educación pedagógica que nos han dado y que hemos sido los hombres de mi generación los primeros en rechazar. Creo que la de los toros es la fiesta más culta que hay en el mundo. Es el drama puro, en el cual el español derrama sus mejores lágrimas y sus mejores bilis. Es el único sitio donde se va con la seguridad de ver la muerte rodeada de la más deslumbradora belleza.












.